Un puerto que nunca se detiene

 La actividad del Puerto de Gijón es fundamental en el abastecimiento de la industria y el comercio.  

 

Una actividad que nunca se ha detenido, gracias al compromiso  del Puerto de Gijón y de todas y cada una de las empresas  y profesionales que en él trabajan.

Gracias al esfuerzo y al compromiso de todos  los profesionales que trabajan en el Puerto, la actividad nunca se ha detenido  pese a la crisis sanitaria.  Una demostración de responsabilidad y compromiso social, que ha servido para contribuir a la seguridad  y el bienestar de todos.

La actividad de el Puerto es vital para la creación y mantenimiento de las grandes  infraestructuras de ciudades, pueblos y carreteras; también para el suministro de todo  tipo de combustibles, alimentos y energía para empresas y hogares. La actividad continua en el Puerto es una garantía de progreso.

Energía que no cesa

Trabajando para que no falte de nada